Terapias: Técnica metamórfica

técnica-metamórfica-altea salut mataro
Es un método sencillo y natural, fácil de aprender y de incorporar su práctica a nuestra vida cotidiana, ya sea como padres, como pareja, entre amigos, como terapeutas… En todos los casos despertará nuestra armonía y desarrollará nuestro poder innato de sanación.
La Técnica Metamórfica consiste en unas caricias físicas y energéticas que se realizan en pies, manos y cabeza, todas ellas son zonas reflejas del resto de nuestro cuerpo. El receptor activa todo su poder de acción desbloqueando los flujos físicos y energéticos que lo precisen, así como restableciendo la conexión armoniosa entre nuestro Potencial que traemos con nosotros desde que nacemos a este mundo y nuestra vida actual, permitiendo que hagamos lo que hemos venido a hacer, y todo ello desde la salud, el amor y el bienestar.

La Técnica Metamórfica a veces se mal confunde o denomina Masaje Metamórfico, y no es correcto; pues Técnica Metamórfica no es un masaje, sino unas caricias en zonas reflejas del cuerpo realizadas por un profesional en saber catalizar sin pretender nada, “simplemente” estando presente en el acto de catalizar, consciente de que quien se sanará a sí mismo es el receptor gracias al potencial latente que trae consigo, y lo hará en la forma, modo y tiempo que su sabiduría interna estime oportuno.

Este es un punto crucial de la Técnica Metamórfica: se despierta el poder autosanador de quien recibe la técnica, se expresa su potencial y sale al exterior la perfección interior y su potencial divino. Y aunque parece que el receptor es un agente pasivo, en realidad es un agente totalmente activo, pues es su potencial, energía y chispa interna es la que efectuará toda sanación en él mismo. Aquí radica la complejidad de la técnica, y es una complejidad para el practicante, la complejidad de no implicarse emocionalmente con el receptor y el no desear su mejoría de un modo concreto o inmediato, para de ese modo permitir algo aún mayor que lo que obtendría dirigiendo o canalizando su esfuerzo y energía, pues se permite que el mismo poder de la Vida en toda su capacidad, la misma que trajo al mundo a este ser vivo (receptor) que tiene ante sí, sea ahora quien se despierte y tome las riendas de su mejoría, ahora bien, lo hará en el tiempo, modo y forma que el receptor precise según el principio de sabiduría interna que todos tenemos.

Las mariposas son el símbolo de esta técnica, pues es muy peculiar y especial su METAMORFOSIS, de ahí el nombre de la técnica como Técnica Metamórfica, pues se produce una metamorfosis, una gran expansión y cambio en el receptor de la sesión, ahora bien, el nuevo ser que se muestra es el ser que en potencia ya era, pero que no se había manifestado plenamente por motivos externos o bloqueos adquiridos después de su concepción.
La Técnica Metamórfica se sustenta en el Amor: el Amor del practicante para con el receptor, el Amor de la chispa divina o potencial que nos otorga la Vida en el momento de nuestra concepción, el amor y armonía que se despierta y siente durante la sesión y durante la vida de la persona que la recibe.
Cuando se recibe y se practica la Técnica Metamórfica nos reconocemos a nosotros mismos, recordamos el sentido de la vida, nos integramos con nuestra energía que habita en nuestro interior. Tomamos consciencia de esta energía interior, tomamos consciencia de nuestra comunión y conexión con el Universo y con la Vida, y gracias a la ley de la Vibración toda nuestra vida y la vida de quienes nos rodean se transforma hacia cotas mayores de amor, armonía y expresión del potencial de cada cual.

Despertamos la armonía a todos los niveles de nuestro ser: el físico, el mental, el emocional y el espiritual, están conectados entre sí, de tal modo que al recibir las suaves caricias en esas zonas reflejas, pies, manos y cabeza, por vibración y armonía, el resto de partes de nuestro ser también son armonizadas y transformadas, es un proceso de metamorfosis.

Pues sí, efectivamente, con la Técnica Metamórfica el receptor activa el poder de desbloquear la causa, el auténtico núcleo del problema que nos genera desarmonía y se manifiesta en enfermedad o conflicto en nuestra vida diaria. Y nada hay más efectivo que resolver las causas, pues actuando sobre los efectos, éstos reaparecen una y otra vez en la misma forma o en formas análogas.
Al recibir la Técnica Metamórfica, nos reafirma en muchos niveles, y derivado de despertar nuestro potencial latente, pues adquirimos seguridad en nosotros mismos, mayor valoración propia y autoestima.

El receptor libera su potencial, asume la responsabilidad desde su capacidad interna e ilimitada de armonizar su vida, de transformar todo cuanto necesite ser transformado y al ritmo adecuado para el mismo.

Con la Técnica Metamórfica sana, despierta el poder creador y regenerador propios para recuperar y mantener nuestra salud.
Te recomendamos la Técnica Metamórfica, pues tu vida merece una Met-amor-fosis que te permita ser quien puedes ser y hacerlo desde la salud, el amor y la armonía.

¿Necesita más información?

Escríbanos y contactamos rápidamente

O si lo desea puede acceder a nuestros datos de contacto:

Contáctenos

Nuestos profesionales en esta terapia

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: